El hijo de De Vido, vinculado a los fondos que debían ir a Río Turbio

Política 02 de enero de 2018 Por
Facundo De Vido aparece como el conductor autorizado de la camioneta de una de las empresas beneficiadas por los contratos; investigan negocios con Venezuela

Facundo De Vido, uno de los hijos de Julio De Vido, y un funcionario del área de Salud que comandaba Rocío García, la esposa de Máximo Kirchner, aparecen beneficiados en la causa por el fraude por las obras de la mina de Río Turbio, que mantienen preso al ex ministro de Planificación. Así consta en documentos judiciales e informes del Gobierno.

El hijo de De Vido aparece como el conductor autorizado de una lujosa camioneta de doble tracción que adquirió una de las empresas que cobraron cheques por 19 millones de pesos de la Fundación Facultad Regional Santa Cruz de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que debía realizar la remodelación de la mina de carbón de Río Turbio.

De Vido firmó convenios con la UTN para realizar las obras a través de una fundación de la universidad, que era, a su vez, la que le pagaba los cheques a la empresa dueña del auto que maneja el hijo del ex ministro. Esta circunstancia hizo pensar a los investigadores del fraude contra el Estado en el yacimiento carbonífero que, en realidad, De Vido padre era al menos uno de los beneficiarios del negocio.

Coincidencias

Facundo De Vido es músico y trabajó como empleado de la productora de Jorge "Corcho" Rodríguez, sospechado de ser uno de los intermediarios en el pago de coimas de Odebrecht para la construcción del soterramiento del Sarmiento, causa por la que De Vido es investigado.

Otra sospechosa coincidencia que ocultan las finanzas de la Fundación Regional Santa Cruz de la UTN es que dos empleados públicos cobraron cheques de caja por 3,5 millones de pesos. Ellos se desempeñaban en el área del Ministerio de Salud provincial, un área vinculada a Rocío García, esposa de Máximo Kirchner.

La tercera relación entre los pagos de la fundación de la UTN y el kirchnerismo está vinculada a Cadexa Service, una empresa que cobró cheques por $ 412 millones con los negocios realizados por el ex gobierno con Venezuela.

Te puede interesar

Te puede interesar