María Eugenia Vidal no anda con vueltas y sacó beneficios sin distinción de partido político

A mediados del 2016 el gobierno de la provincia de Buenos Aires contrató en forma directa combis para trasladar a los funcionarios que viven en Capital o en distintos municipios pero que pasaron a cumplir tareas en La Plata con la llegada de María Eugenia Vidal.

La primera contratación fue por algo más de dos millones de pesos y se explicó que la decisión generaba ahorro en concepto de vehículos oficiales. Pero llegaron los recortes con el comienzo del año.

En los primeros días de enero, los empleados porteños del vidalismo se toparon con el "ajuste": cuando llegaron a tomar la combi les informaron que ya no gozan de ese beneficio y que deberán procurarse su propio medio de transporte. Justo el día en que se anunciaron los aumentos desde Nación.

Había enojo incluso en la jefatura de gabinete de la Provincia, área a cargo nada menos que de Federico Salvai, el hombre más fuerte del equipo de la gobernadora. Parece que las tijeras no hacen distinción…

Te puede interesar

Te puede interesar