La gran paranoia de Víctor Hugo sobre su futuro laboral. Es consciente de lo que hizo y abrió el paraguas en las redes sociales.

Sociedad 01 de octubre Por
"A mí me puede echar", dijo el relator. "Ya estoy jugado".
1055646044

El relator deportivo Víctor Hugo Morales redobló su apuesta en la definición de su futuro televisivo. El periodista salió este sábado a criticar a quien podría ser el próximo dueño de C5N.

Morales ya se había subido a la cuerda floja en el multimedios del empresario kirchnerista Cristóbal López por su persistente solidaridad con Roberto Navarro, quien ya fue desvinculado del canal de noticias.

"Parece que Víctor Hugo quiere terminar como Navarro. Si sigue así, los dos van a quedar en la 750", dijo esta semana a Clarín una fuente de Indalo Media, el conglomerado que abarca a C5N y que López ahora intentaría vender al Grupo Terranova.

Pero el relator uruguayo no esperó que avance esa operación y este fin de semana ya comenzó a criticar al piloto Orly Terranova, una de las figuras de esa empresa. "Me imagino que una persona así, dirigiendo un medio de comunicación, no va a ser un aporte para la democracia", publicó Víctor Hugo en las redes sociales.

En sus palabras, Morales expresa que su suerte ya está definida en un C5N que busca moderar el discurso K. "A mí me puede echar la gente que está ahora, la que venga. En ese sentido, yo estoy jugado", señaló.


Y justificó su postura en su entendimiento de que el medio del investigado Cristóbal López esta siendo sometido a una "persecución atroz".

El texto de Víctor Hugo Morales

Muchos me preguntan si sé algo sobre si se vende el canal donde conduzco el programa #ElDiario. Con toda franqueza, no lo sé. Uno camina por el canal y hay muchos tipos de rumores. Pesqué un nombre de alguien que compraría el canal. Y ojalá que no sea así. Es un señor Terranova que, a propósito de Santiago Maldonado, entre muchos tuits, me envían este que escribió el último 12 de agosto: “Las boludeces que dicen!!! Un pibe loco buscando problemas que aun no se sabe donde esta, pueden haber pasado cien cosas!!” (sic). Me imagino que una persona así, dirigiendo un medio de comunicación, no va a ser un aporte para la democracia. Ojalá que no suceda lo que ha trascendido y que este no sea el personaje en cuestión. Y si no hay más remedio que vender porque la persecución a la que los someten es atroz, y humanamente lo puedo entender, también se fijen en a quien van a dejar el canal. No por mí. A mí me puede echar la gente que está ahora, la que venga. En ese sentido, yo estoy jugado. Estoy hablando de otras cosas. Estoy hablando de que una persona así, salvo que el tuit sea falso, me resulta sumamente peligroso para que tenga tanto poder. Aunque sea un canal más chico, aunque sea una posibilidad de gravitación muy menor a la de los medios monopólicos. Ya vemos lo que pasa con los oligopolios que al funcionar juntos se convierten en un monopolio de información en la Argentina. Y no hay respeto ni siquiera por un mínimo de verdad.

Fuente Clarín

Te puede interesar

Te puede interesar