Submarino a la deriva: 48 horas de ocultamiento a Mauricio Macri

Política 23 de noviembre Por
Las cosas que se hicieron mal en torno a la desaparición del ARA San Juan
macri-ara-san-juan

La Argentina vive horas difíciles. Es natural. Pero, una vez superadas, hay que extraer enseñanzas: la Argentina necesita aumentar el presupuesto militar, dotar a las fuerzas de más equipamiento más actualizado y mayor profesionalismo.

La desaparición del submarino desnudó muchos problemas:

1) La Marina le ocultó información al presidente Mauricio Macri. Tardó más de 48 horas en enterarse. Tal vez el incidente no podría haberse evitado. Pero el Presidente, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, no dejará pasar por alto ese hecho y, una vez que todo esté claro, es muy probable que disponga cambios en los mandos militares.

2) La Argentina se debe un debate muy serio sobre qué rol le debe dar a sus Fuerzas Armadas. El país arrastra un complejo democrático por los años del golpe de estado. Pero eso no significa que la solución sea prácticamente dejar inermes a sus fuerzas. Las consecuencias están a la vista.

3) El presupuesto militar de la Argentina es uno de los más bajos de la región. Según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, Suecia (SIPRI), la Argentina, con una economía relativamente chica, le asigna a sus FA el 1 por ciento de su PBI (datos de 2016), menos que Bolivia (1,7 por ciento), Brasil (1,3 por ciento), Chile (1,9 por ciento), Colombia (3,4 por ciento), Ecuador (2,2 por ciento), Guyana (1,4 por ciento), Honduras (1,6 por ciento) y Uruguay (1,9 por ciento). Así se podría seguir y ver que la Argentina sólo supera en presupuesto militar a algunos pequeños países de América Latina, países de escaso territorio y reducidas fuerzas armadas.

Te puede interesar