Cristóbal López de mal en peor: el Gobierno le quitó la autopista Riccheri

Sociedad 06 de diciembre Por
Además le exigen cumplir con una deuda de $3.000 millones
715x402_270358_20160702082904

Fue un largo proceso que comenzó en marzo del año pasado cuando el ministro de Transporte Guillermo Dietrich decidió intervenir la autopista Ezeiza - Cañuelas.

Esta mañana, se concretó la rescisión final del contrato con el empresario K Cristóbal López, a quien además le exigen cumplir con una deuda de $ 3.000 millones. El decreto lleva la firma del director de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, y hasta que se relicite el próximo año la concesión, la autopista será gestionada Corredores Viales SA cuya totalidad accionaria está a cargo del Ministerio de Transporte y de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).

No solo en el ámbito judicial recibe malas noticias el empresario K: hoy Vialidad Nacional, dependiente del Ministerio de Transporte, firmó la rescisión del contrato por el manejo de la Autopista Riccheri y que el gobierno de Cristina Kirchner buscó extenderle a fines de 2015, por diez años más garantizando una ganancia de $ 5.000 millones.

"Resulta inadmisible que el Estado Nacional mantenga una relación contractual con aquel que por su conducta lo lleva a la pérdida absoluta de la confianza por violación a los mínimos principios de la buena fe en la ejecución del contrato", consigna el Decreto de rescisión

Te puede interesar