En Rosario, el PRO amenaza con poner fin a casi 30 años de hegemonía socialista

Política 13 de marzo de 2018 Por
Rosario se ha convertido en el más férreo bastión del socialismo. En esta ciudad completará, el año próximo, 30 años de gestión. La experiencia fue el germen para conquistar años más tarde el poder en Santa Fe y para posicionar la figura de Hermes Binner fuera de los límites del territorio: el médico rafaelino cosechó más de 3,5 millones de votos en las presidenciales de 2011.
Sy8fUl8Yf_930x525__1
Roy López Molina, el concejal macrista de 32 años que se perfila como favorito en Rosario (a la derecha) en la campaña de 2015 con Miguel del Sel.

Ese recorrido virtuoso, insisten en Cambiemos, está agotado. Apuestan a repetir la elección del año pasado, donde dejaron al oficialismo en un incómodo tercer lugar, y arrebatarle a los socialistas su territorio más emblemático.

En esa estrategia ya tienen al nombre elegido para buscar suceder a Mónica Fein: el abogado y escribano de 32 años Roy López Molina. La interna del PRO en esta ciudad se saldó el año pasado cuando en las primarias para elegir a los candidatos para el Concejo Deliberante el joven dirigente se impuso sorpresivamente a Anita Martínez, la conductora y modelo que en 2015 quedó a 12 mil votos de llegar a la intendencia de Rosario.

La perfomance de López Molina instaló la idea de que el PRO cuenta con un considerable respaldo electoral en una ciudad habitualmente esquiva para esa fuerza. El abogado arañó los 207 mil votos. El peronismo quedó segundo, con 114 mil, y el socialismo apenas superó los 91 mil. López Molina volvió a una banca en el cuerpo deliberativo local, donde había iniciado su carrera política en 2011.

Fuente Clarín

Te puede interesar