Por la ola de licencias docentes, el Gobierno bonaerense pagó $ 19 mil millones en suplencias

Sociedad 02 de julio de 2018 Por
En la provincia de Buenos Aires, hay un docente por cada 15 alumnos. Aunque las cifras se asemejan a los países escandinavos, el 25% de estos maestros y auxiliares no están al frente de un aula porque están de licencia. A pesar de que algunos tienen su documentación en orden, una gran parte presentó certificados truchos y se aprovechó de los privilegios del estatuto laboral.

El juez de Garantías de La Plata, Juan Pablo Masi, explicó en Periodismo para todos que encabezó 11 allanamientos, en donde encontraron formularios en blanco que ya tenían los sellos y firmas de los médicos. Muchos de ellos estaban en sedes gremiales, en poder de una persona que los escondía en su cartera. "El Estado termina pagando dos sueldos, uno para el docente que debería estar trabajando y no está, y otro para el lo reemplaza", criticó el magistrado.

Solo en 2017, la Provincia pagó $19.000 millones en suplencias. Muchas de ellas justificadas en base a la falsificación y la viveza de los empleados. Algunos ejemplos judiciales demostraron casos en donde los docentes conseguían las licencias falsas por $500. Y otros hasta se animaban a ir cambiando la enfermedad a medida que transcurría el tiempo.

"El estatuto docente no está pensando para los directivos ni los chicos. Necesitás una normativa que permita que los alumnos tengan el mismo maestro durante todo el ciclo lectivo", argumentó Gustavo Iaies, especialista en educación. En diálogo con PPT, opinó que la rotación de personal termina siendo "un tema desastroso" para los estudiantes.

Te puede interesar