(IMAGEN) Macri en persona comenzó a derribar el muro de la Quinta de Olivos

Política 15 de septiembre de 2017 Por
Derribó los primeros ladrillos del paredón que da a la avenida Maipú. Allí, convertirán jardines internos en un paseo público. Los detalles del proyecto.
S1M4zaF9W_720x0

Algo cambió esta mañana en Olivos, en la Zona Norte del Conurbano bonaerense. Desde hace 44 años, el mayor símbolo del barrio, la Quinta Presidencial, está aislado: separado del resto de las manzanas por un muro de ladrillos a la vista de cerca de 2,5 metros de alto. Los vecinos van a correr alrededor, pasean al perro, pero es imposible ver qué pasa adentro. Aunque eso no continuará por mucho tiempo más. Hoy empezaron a tirar abajo la pared que limita con la vereda de avenida Maipú, entre Malaver y Villate. El presidente Mauricio Macri y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, estuvieron en el arranque: ambos tiraron los primeros ladrillos junto a un grupo de obreros.

BJEGf6tcW_930x525
El Presidente, de traje y con casco, tira de una soga junto a los obreros para derribar el paredón de la Quinta de Olivos.

Son en total 280 metros que cambiarán por rejas para abrir un parque público de 14.500 metros cuadrados que contendrá un "Paseo de la República" con referencias históricas.

Ahora, desde Maipú solo se ve un tapiado de chapa que hicieron en el límite de la obra y la avenida. En el interior de la Quinta, ya avanzaron con los trabajos para parquizar el sector que destinarán a la plaza. Además, pusieron una reja que la separará del resto del predio. Toda la ejecución está coordinada por Nación y custodiada por la Casa Militar, la misma que se encarga de la seguridad del Presidente.

El espacio público se extenderá 50 metros hacia adentro del terreno, que desde 1918 funciona como residencia presidencial. Todo ese espacio estará enrejado. Así, se separará la plaza de la vereda de Maipú y del resto de la residencia. Se podrá ver hacia el interior de la Quinta, pero no se llegará a observar la propiedad donde vive Mauricio Macri junto a su familia. No por una cuestión estratégica, sino porque la misma forma del terreno, que tiene desniveles, no lo permite.

Planean inaugurarlo en octubre, pero todavía, indicaron desde la Secretaría General de Presidencia, no hay fecha confirmada. El acceso
estará abierto durante el día. Inicialmente, sin necesidad de que los visitantes se registren o pasen por algún control específico.

El muro perimetral fue construido en 1973 por orden de José López Rega, el ministro de Bienestar Social de la tercera presidencia de Perón y de María Estela Martínez. La idea de demoler esta parte del paredón vino del intendente de Vicente López, Jorge Macri, quien se la llevó a su primo. El presidente la aceptó. El jefe comunal había presentado la reforma públicamente junto a De Andreis, en junio, unos días antes de que empezaran la intervención. En vez de licitación, se hizo una adjudicación directa con "carácter reservado".

Fuente Clarin

Te puede interesar