La UOCRA nacional se despegó del "Pata" Medina y repudió la violencia en La Plata

Política 26 de septiembre de 2017 Por
Gerardo Martínez reavivó su vieja interna con el jefe de la UOCRA de La Plata y se corrió del escándalo.
Gerardo-Martinez
Gerardo Martínez, dirigente gremial Justicialista y​ actual Secretario General en la Unión Obrera de la Construcción Argentina

"Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada". Con esa frase, la UOCRA nacional, que comanda Gerardo Martínez, tomó distancia de Juan Pablo "Pata" Medina, que permanece virtualmente atrincherado en la sede sindical de avenida 44 en La Plata.

"Ratificamos nuestro repudio a cualquier práctica que desacredite la función gremial apartándose del cumplimiento de la ley, además de rechazar enfáticamente todo hecho de violencia", indica un mensaje que la Comisión Directiva Central de la UOCRA difundirá en las próximas horas y que refleja el histórico enfrentamiento entre Martínez y Medina.

En el gremio de la construcción hay, hace tiempo, tensiones y disputas. Una de ellas se registra hace más de una década y tiene que ver con la pésima relación entre el jefe nacional y quien controla la estratégica seccional de La Plata.

El avance de una causa que podría llevar al "Pata" a prisión, publicada por Clarín, desató una crisis política: el dirigente se atrincheró en la sede de su gremio, que está rodeada de cientos de personas que mantiene bloqueada la avenida 44, prendieron gomas, tienen escudos de chapa y hierros a modo de lanzas y lanzan bombas de estruendo.

"La UOCRA ejerce la institucionalidad bajo el mandato de la ley, sin convalidad prácticas que no honren el legítimo e idóneo ejercicio de la función sindical", señala el texto y hace referencia a lo que ocurrió en la seccional del gremio en La Plata.

Las seccionales sindicales, según el esquema de la UOCRA, tienen autonomía y Medina logró mantenerse al frente del sindicato a pesar de sus diferencias con Martínez.

Uno de los episodios donde se visibilizó la distancia fue el escándalo que protagonizó la UOCRA platense en 2006, durante el traslado de los restos de Juan Domingo Perón a San Vicente, donde se enfrentaron a los tiros con dirigentes y afiliados del gremio de Camioneros de Hugo Moyano.

Otro hecho que también mostró las diferencias fue cuando, tras la inundación de 2013 en La Plata, militantes ligados a Medina atacaron a jóvenes de La Cámpora que hacían tareas solidarias en los barrios.

Martínez es, además, uno de los sindicalistas de diálogo con la Casa Rosada junto a, entre otros, Andrés Rodríguez de UPCN. Medina, en tanto, se convirtió casi en el caso emblema que enfoca el macrismo cuando denuncia la corrupción en los gremios.

Fuente Clarin