(VIDEO) Tremendo Operativo. Se entregó el "Pata" Medina

Política 26 de septiembre de 2017 Por
El sindicalista de la UOCRA estuvo prófugo durante algunas horas. Pasará la noche en una comisaría y mañana será alojado en la cárcel de Ezeiza. La Justicia dispuso un megaoperativo con más de 400 efectivos
f768x512-424185_480376_15

El "Pata" Medina finalmente decidió entregarse. Minutos después de las 21, el sindicalista de la UOCRA regresó a su casa de Punta Lara, donde un gran número de efectivos policiales realizaba uno de los numerosos operativos dispuestos por el juez federal de Quilmes Luis Armella. Medina pasará la noche en una comisaría y mañana será trasladado a la cárcel de Ezeiza.

Armella había ordenado esta tarde la detención de Medina y de otras cuatro personas imputadas en la causa que es una suma de varias denuncias. Asimismo, dispuso más de 20 allanamientos, que incluyeron la casa de Medina y la sede de la UOCRA en La Plata. De los procedimientos participaron más de 400 efectivos.

MIRA EL VÍDEO


En el marco de esa múltiple investigación impulsada por la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo, confluyen varios casos que tienen a Medina como principal imputado.

Uno de ellos es la disputa ente facciones de la UOCRA por la construcción de la estación Pereyra de Ferrocarril Roca que estaba paralizada a raíz del enfrentamiento entre los hombres de Medina y los de la seccional Quilmes.

También se investiga por lavado de dinero a la empresa Abril Catering, relacionada con el entorno de Medina, debido a que realizó actividades financieras-compra y descuento de cheques- para lo cual no está autorizada por la ley. En ese capítulo de la causa está también imputada la mujer de Medina, María Fabiola García.

El "Pata" se atrincheró al mediodía en la sede de la UOCRA de La Plata. Desde allí, amenazó con "prender fuego la provincia" en caso de ser detenido. Luego, buscó bajarle el tono a su discurso y pidió a sus seguidores, que tenían bombas molotov y prendían fuego neumáticos en las inmediaciones del gremio, que la manifestación "sea pacífica".

Minutos después de las 17, y cuando el juez Armella ya había firmado la orden de detención, Medina decidió huir, acompañado por sus adictos, que raudamente dejaron el lugar. Tras estar varias horas prófugo, regresó a su casa y se entregó.