Fractura K. Andrés "El Cuervo" Larroque y una chicana con mucha maldad contra Miguel Angel Pichetto

Política 27 de septiembre de 2017 Por
El diputado y cacique de La Cámpora le dedicó un tuit al presidende del bloque de senadores. Otra señal de ruptura futura
IMG_20170927_183814

Las puentes entre Cristina Kirchner y Miguel Angel Pichetto parecen definitivamente dinamitados. Andrés "Cuervo" Larroque, diputado nacional y uno de los caciques de La Cámpora, utilizó Twitter para responder, con una ironía dura, las críticas que el jefe de los senadores del PJ le dedicó la semana pasada a la ex presidente.

El legislador por la Capital, que habita la mesa chica neocamporista y es uno de los dirigentes de más confianza de Máximo Kirchner, aprovechó la renuncia de Angel Rozas al interbloque de Cambiemos en el Senado, para destinarle una chicana a Pichetto.

Lo hizo, con picardía, a través del modo encuestas que tiene Twitter. Ahí preguntó "¿Tras la renuncia de de Ángel Rozas quien debería presidir el interbloque de Cambiemos en el Senado?" y dio tres opciones: Rodríguez Machado, De Ángeli y Pichetto.

La semana pasada, en una charla en el Rotary Club, el senador por Río Negro aseguró que como Cristina Kirchner no era candidata por el PJ, no podría formar parte del bloque del justicialismo que él preside. Se permitió, incluso, decir que debería llamarlo "Unidad Ciudadana".

Hasta esa metralla a viva voz de Pichetto, el kirchenrismo evitar entrar en una pelea frontal con Pichetto. En el Instituto Patria deslizaban que Cristina confiaba que, con los resultados puestos, los senadores cambiarían su enfoque y evitarían fracturarse. Con el tuit de hoy de Larroque, aquella expectativa parece haberse liquidado.

El rionegrino, que además envió señales de sintonía con Mauricio Macri, empujó en esa dirección en línea con el pedido de buena parte de los gobernadores que planean, para después de diciembre, conformar bloques propios en el Congreso nacional. Simple: bancadas que le respondan y le sirvan para negociar con la Casa Rosada sin la mediación del kirchnerismo.

Pichetto fue quien movió la primera pieza en público al decir que Cristina no integrará el bloque que él preside pero la idea de las bancadas propias, de la liga de Gobernadores -"liguistas"-, empezó a ser analizada por los mandatarios del PJ en distintas reuniones a lo largo de estos meses.

En el Senado, Pichetto salió a empujar en esa dirección y hasta se permitió hacer cuentas futuras sobre cómo quedarían las bancadas en caso que se dividan. Según su cálculo, el bloque cristinista tendría entre 10 y 12 senadores mientras que el bloque PJ andarían en más de 20.

Días atrás el que salió a cruzar a Pichetto fue el titular de la CTA, y candidato a diputado nacional de Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires, Hugo Yasky, que acusó al senador de haberse "aburguesado" en el Senado y tener "los ojos en la nuca".